Respetar ideas o creencias es misión imposible

Compartimos este interesante artículo de Francisco José Mota Poveda para laicismo.org

Error categorial es atribuirle a una entidad algún rasgo impropio de su clase. Claro error categorial es decir que un número es virgen, que una montaña es miope, que una tetera es diploide. Semejantes dislocaciones semánticas le sientan bien a la poesía; a la convivencia civilizada, no tanto. La normalizada pero insensata aceptación de graves errores categoriales envenena hasta las mentes más bienintencionadas. Veamos unos ejemplos.

Primer ejemplo. “País musulmán“, “país católico“, “país ateo” son nefastos errores categoriales. Un adulto libre puede abrazar una convicción; un país no puede. Un país no puede ser musulmán, ni ateo, aunque lo sean todos sus ciudadanos adultos. Si todos los jugadores de un equipo son zurdos, sólo por brevedad, y error categorial mediante, podemos decir que el equipo es zurdo. Ningún equipo tiene mano o pierna dominante. Es más, si todos los adultos de un país profesan un mismo ideario, lo más probable es que ese país sea un abominable megasecuestro instituido, del estilo de Norcorea. Pero ni siquiera en Norcorea todos reverencian, de corazón, al “querido líder” (¡dos palabras, dos mentiras!).

Sigue leyendo “Respetar ideas o creencias es misión imposible”

Anuncios

Alerta, crecen los fundamentalismos religiosos

Reproducimos a continuación el artículo de Francisco Delgado publicado en laicismo.org.

trump

Sin tener en cuenta la gran cantidad de Estados confesionales existentes en pleno siglo XXI, aquellos en donde las instituciones y las leyes se identifican con los dogmas y fundamentos de una religión determinada, es decir, países de una supuesta mayoría musulmana, además del Estado de Israel o aquellas otras de una fuerte influencia política de religiones mayoritarias de origen cristiano, étnicas o de otra diversidad de espiritualidades, nos vamos a centrar ―básicamente― en lo que podríamos denominar como “occidente político”, con su diversidad de variables, ya que es ahí, en aquellos territorios (configurados como Estados-nación) que “bebieron” (en mayor o menor grado) de las fuentes de la Ilustración durante los siglos XVIII y XIX,  donde en los últimos años no sólo no se avanza en derechos civiles, en libertades, en democracia participativa, en derechos de las mujeres, en compensación de las desigualdades y eliminación de la pobreza, en potenciación del pensamiento crítico y en los factores inclusivos de convivencia, sino que se galopa hacia el camino contrario, hacia el estancamiento, cuando no hacia la pérdida de derechos conquistados con mucho esfuerzo durante décadas.  Y ello con la complicidad de influyentes corporaciones religiosas y de un capitalismo depredador insaciable que controlan los Parlamentos, los gobiernos de casi todo signo y color, los mass media más importantes y, desde hace unos años, utilizan las poderosas redes sociales, a través de las cuales se potencia el crecimiento de fundamentalismos ideológicos y fobias hacia lo diferente, configurando (directa o indirectamente) populismos de diferente signo, que utilizan los sofismas como el arma más eficaz para sus intereses y, a la vez, más letal. Sigue leyendo “Alerta, crecen los fundamentalismos religiosos”

Condenamos el atentado terrorista de Barcelona

dhdodo8w0ae-zylLa Plataforma Laicista de Jerez condena el atentado ocurrido en el día de hoy en la ciudad de Barcelona y se solidariza con las víctimas y familiares, deseando la pronta recuperación de los heridos y mostrando su pesar por los tristemente fallecidos.

Desde esta plataforma mostramos nuestra repulsa por todo acto de fanatismo que, en nombre de una ideología,  ya sea política, religiosa o de cualquier otro tipo, intente ser impuesta al resto de la sociedad hasta el punto de cometer atrocidades de este calibre.

Desde el laicismo, y respetando la libertad individual para tener las creencias o convicciones que se deseen, lucharemos para evitar la imposición de cualquiera de éstas, sea por la fuerza o por la permisividad institucional.

Esperamos que la razón no se vea superada por el oportunista discurso del odio y que la fraternidad de los pueblos, la solidaridad, haga frente al miedo, la barbarie y los fanatismos.